fbpx

A 31 AÑOS DEL NACIMIENTO DEL PESO SE DEVALUÓ UN 10 MIL POR CIENTO

 

La moneda argentina de uso actual nació el primer día de 1992. Breve historia del maltrato que sufrió en su vida.

El Decreto 2.128, que estableció el llamado “Plan de Convertibilidad”, fijó como moneda nacional al peso argentino. Han pasado 31 años desde aquel inicio de año y signo monetario bajo la presidencia de Carlos Menem.

Luego de una etapa de hiperinflación a finales de la década de 1980, que alcanzó índices de 764 % en mayo de 1989, el austral pasó a mejor vida (10.000 australes eran iguales a un peso; por lo que se le quitaron cuatro ceros a la moneda) y apareció (créanlo, chicos) la equivalencia entre un peso y un dólar.

A partir de 2002, recuperó una de las características importantes de la moneda: la de flotación cambiaria y su papel como instrumento de financiamiento del Estado, aunque con la herencia del «corralito». Desde 2007, la tendencia inflacionaria empezó a hacerse sentir y, a partir de 2011, entraron en vigencia los controles cambiarios, que fueron haciéndose cada vez más estrictos, aunque con un período de desregulación cambiaria entre 2016 y 2019.

El economista Fabián Medina asevera, en un informe para Ámbito Financiero: “Podemos afirmar que 10 pesos de enero de 1992 serían equivalentes a 1.000 pesos de ahora”. Esto implica que, en 31 años, el peso decreció 100 veces, o que a los 10 pesos de 1992 hay que aplicarles un 10.000 por ciento para llegar al mismo equivalente en 2023. Una locura.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Comienza el debate de la Ley Ómnibus en Diputados

Comienza el debate de la Ley Ómnibus en Diputados

Con un clima enrarecido en la Cámara Baja por los aumentos en las dietas de los senadores nacionales, que dejan muy retrasados los ingresos mensuales que perciben sus pares de Diputados, se inician el próximo miércoles los plenarios de las comisiones para dictaminar...