fbpx

EL PROYECTO QUE QUIERE TRANSFORMAR EL MICROCENTRO PORTEÑO EN UN BARRIO RESIDENCIAL

 

El oficialismo porteño presentó este miércoles un proyecto de ley que busca transformar el microcentro en un barrio residencial y también fomentar el desarrollo del sur de la ciudad de Buenos Aires. La iniciativa propone crear un fondo para financiar propuestas que reactiven e impulsen mejoras en las “áreas de desarrollo prioritario”, como el centro, Barracas o Villa Soldati.

Según explicaron desde el bloque de Juntos por el Cambio, la situación del macro y el microcentro porteño se vio particularmente afectada por la baja circulación de personas que causaron la pandemia, el teletrabajo y la crisis económica. De hecho, hoy se pueden encontrar edificios enteros sin ocupantes y muchos locales comerciales y restaurantes que tuvieron que bajar la persiana en forma definitiva. Por lo tanto, se volvió más urgente la necesidad de reconvertir la zona para que deje de estar casi exclusivamente dedicada a edificios con oficinas, organismos públicos y emprendimientos comerciales.

En ese sentido, se busca aprovechar que es uno de los barrios más interconectados (subte, ciclovías, Metrobús) y que cuenta con una gran oferta cultural, comercial y de servicios. Estas características lo convierten en la zona ideal para profundizar el concepto de la “ciudad de 15 minutos”, una iniciativa que impulsa barrios “con usos equilibrados y más accesibles donde los vecinos no deban trasladarse más de 15 minutos para resolver cualquier necesidad cotidiana”.

A través del Fondo de Desarrollo Urbano Sostenible (FoDUS), el gobierno porteño impulsará -mediante instrumentos como créditos subsidiados- la conversión del microcentro en un nuevo espacio para vivir, “potenciando todos los servicios, mixturas de usos y acceso al transporte”.

El Fondo será financiado con lo recaudado por el pago de los Derechos para el Desarrollo Urbano y el Hábitat Sustentable. Es el caso de la tasa recaudada cuando algún cambio en el Código Urbanístico le genera un plusvalor al desarrollador (por ejemplo, al poder construir más pisos). También recibirá fondos de las contraprestaciones provenientes de Convenios Urbanísticos. Es decir, acuerdos particulares que permiten a los desarrolladores construir “fuera de norma” a cambio de más espacios públicos o sumas de dinero.

“La clave de este proyecto es profundizar el desarrollo sustentable de Buenos Aires y que los ciudadanos de todos los barrios tengan más oportunidades de progresar. Hay mucho potencial en la Ciudad, zonas que pueden crecer muchísimo, transformaciones que le pueden traer un mejor futuro a la gente, además de ser una fuente de trabajo para muchos. En este momento, pensando en lo que viene y en la pospandemia, es clave una iniciativa como esta para el desarrollo y crecimiento de la Ciudad”, Felipe Miguel.

El texto del proyecto presentado por el legislador Diego García Vila detalla los ejes de la transformación serán: promover la oferta de inmuebles con destino a vivienda y facilitar el acceso; consolidar la actividad comercial, gastronómica, artística y cultural; proteger y promover la puesta en valor del patrimonio cultural y paisajístico; promover la construcción y la adaptación de los edificios existentes a usos mixtos, incorporando mayor disponibilidad de unidades con destino vivienda; promover la locación de inmuebles comerciales a micro y pequeñas empresas en áreas de alto tránsito comercial; ampliar el horario de actividad comercial, gastronómica, artística y cultural; generar soluciones urbanísticas a través de intervenciones en el espacio público y edificios públicos, para impulsar el tránsito peatonal, mejorar el espacio público existente y promover el aumento del espacio verde.

El legislador Diego García Vila explicó que esta será la primera de una serie de leyes que tendrán como objetivo potenciar el desarrollo urbanístico. “Esta primera norma crea el Fondo, que es la herramienta para financiar las futuras políticas”, explicó.

Actualmente, el 63% del microcentro corresponde a oficinas: más de 600 parcelas de oficinas por cada kilómetro cuadrado. En tanto, el espacio de viviendas es del 20% con menos de 200 parcelas de viviendas por cada kilómetro cuadrado.

Según Álvaro García Resta, secretario de Desarrollo Urbano, la iniciativa “permite fomentar la oferta de vivienda y hacerla más accesible mientras canaliza la inversión donde más se necesita”.

“El fondo es una herramienta que nos va a permitir comprar tierras para aumentar la cantidad de espacio público o hacer obras de infraestructura que incentiven el desarrollo de áreas postergadas y continuar equilibrando el norte y el sur de la Ciudad”, concluyó.

ÚLTIMAS NOTICIAS

EL GRAN ACTOR CÓMICO CARLITOS BALÁ FALLECIÓ A LOS 97 AÑOS

EL GRAN ACTOR CÓMICO CARLITOS BALÁ FALLECIÓ A LOS 97 AÑOS

  Querido por chicos y grandes de varias generaciones, su humor sano, que incluía frases inolvidables, marcó un hito en el mundo del espectáculo argentino. Carlos Salim Balaá vivía en Chacarita y con sus muecas y gracias a cuesta decidió empezar a contar chistes...

FIN DE LA OBLIGATORIEDAD DEL USO DEL BARBIJO EN LA ARGENTINA

FIN DE LA OBLIGATORIEDAD DEL USO DEL BARBIJO EN LA ARGENTINA

  El Gobierno dispuso el cese del empleo obligatorio de tapabocas en el transporte público y los espacios cerrados, ámbitos donde aún regía. Un alivio luego de dos años y medio de pandemia. La Resolución 1849/2022 del Ministerio de Salud, publicada hoy en el...