fbpx

Godoy Cruz empató en Chile y quedó eliminado

Tras los graves incidentes en el partido de ida en Mendoza y una previa con mucho calor, el duelo entre Godoy Cruz y Colo Colo se había convertido en una especie de clásico trasandino. En Santiago había mucho en juego: orgullo, gloria deportiva y también dinero. El ganador de esta segunda fase previa de la Copa Libertadores, además de seguir en la competencia, se aseguraba también como mínimo los millones que entrega la Sudamericana. Y el perdedor, a su vez, se quedaba demasiado temprano sin competencia internacional.

El segundo tiempo le hizo pesar el desgaste a un equipo mendocino que si bien intentó no estuvo claro ni tampoco tuvo tanto poder de desborde. A todo esto, Colo Colo apenas acompañaba, a sabiendas que el empate le convenía y no tenía intenciones de adelantarse. No fue bueno lo del equipo de Almirón, que si bien terminó pegando tres tiros en los palos jamás fue superior a un Tomba que si bien manejó la pelota no encontró la forma de lastimar de manera sistemática a su rival. Este fue el gran déficit que tuvo en Santiago y que le impidió seguir en la Libertadores.

Más allá de la eliminación, que dejó a los mendocinos sin competición internacional en este 2023, la imagen que dejó en una serie dura, la más dura de esta fase, fue buena. Los de Oldrá, protagonistas en la Copa de la Liga, tuvieron personalidad para plantarse ante un equipo con mayor poder económico y con más experiencia copera.

Lo doloroso, claro está, es que Colo Colo jamás fue superior en Santiago a un Tomba al que sólo le faltó ser un poco más certero en los avances, porque estuvo bien parado y no aprovechó las pocas que tuvo. En esta clase de partidos, ser contundente es una aptitud que cotiza en oro y el Tomba no la tuvo. Eso sí, se puede volver a Mendoza con la frente en alto y sabiendo que en el ámbito local tiene para pelear hasta el final.

ÚLTIMAS NOTICIAS