fbpx

PESCA: UNA OPORTUNIDAD DE CRECIMIENTO OMITIDA POR EL GOBIERNO

 

Un reciente estudio de la Cámara de la Industria del Aire Libre reveló que más de 3,6 millones de personas practica la pesca deportiva o recreativa en Argentina. Sin embargo, el Estado Nacional no hace nada para cuidarla y promoverla.

El 7,8% de la población total de Argentina pesca recreativa o deportivamente. Se trata de más de 3,6 millones de personas, según la primera encuesta nacional realizada por la Consultora Julio Aurelio (Aresco), y encargada por de AICACYP, la Cámara de la Industria del Aire Libre.

La incidencia del rubro pesca en la industria del aire libre se nota claramente también en las exposiciones organizadas por AICACYP, donde más del 50 % de los visitantes que asisten anualmente a la muestra indicaron comercializar productos relacionados a la pesca. También se refleja en el movimiento comercial.

En 2022 ingresaron al país más de 760 mil cañas y más de 780 reeles de pesca. El 40 % de los pescadores cambió la caña o el reel durante 2022. Considerados los últimos 6 años se importaron más de 2.660.000 cañas y más de 2.720.000 reeles. Un mercado abastecido por un millar de comercios en todo el país.

Lamentablemente, desde el Estado Nacional y las provincias no hay una contribución consistente para alentar este notable mercado, que gasta o invierte, no solo en productos de la misma industria, sino en nafta, hotelería, restaurantes, etc.

No se hacen cumplir las leyes de protección de los débiles stocks de peces deportivos de la cuenca del Plata: hay matanza a mansalva y comercialización de tamaños y especies prohibidas. Además, las malas políticas hídricas determinaron que la fuerte sequía de la Pampa Húmeda arrase con lagunas enteras y sus poblaciones de peces, que hoy mueren en las orillas perdiéndose como recurso económico.

Como si fuera poco, el Gobierno no permite que las empresas importen cañas y reeles, productos que no se fabrican en Argentina, dadas las trabas que colocan a los permisos de obtención de dólares para poder comprarlos en el exterior. Además tampoco les permite adelantar los pagos así que las empresas deben suplicar a los fabricantes chinos, norteamericanos o de otros países, que les confíen el envío para después pagarles, lo cual es una velada prohibición de la importación. Encima, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación ni siquiera tiene un departamento que se encargue de la pesca deportiva, omitiendo lo que, con las riquezas de peces y paisajes presentes en nuestro país, sería una gran tentación para que argentinos y extranjeros distribuyan su dinero especialmente en el interior.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Godoy Cruz empató en Chile y quedó eliminado

Godoy Cruz empató en Chile y quedó eliminado

Tras los graves incidentes en el partido de ida en Mendoza y una previa con mucho calor, el duelo entre Godoy Cruz y Colo Colo se había convertido en una especie de clásico trasandino. En Santiago había mucho en juego: orgullo, gloria deportiva y también dinero. El...